Un paseo por el alma

Un paseo por el alma

Hace algún tiempo empecé a escribir para canalizar toda esa imaginación y creatividad que a veces me desborda y me quema por dentro. Elegí dejarla volar a través de cuentos, relatos, poemas y en ocasiones simplemente como una reflexión en voz alta. Todo esto, no tendría sentido si no lo puedo compartir contigo que tan generosamente te has detenido a leer a esta aprendiz... de todo.

jueves, 28 de febrero de 2013

Desvaríos





Una conversación con mi cerebro me llevo a divagar sobre la conveniencia o no de seguir amando y tras muchas horas de conversaciones mudas y de discusiones incoherentes e irrelevantes, llegué a la conclusión de que tampoco tenía nada mejor que hacer. Así que seguiré en ese estado levitativo al que me traslado cuando estoy enamorada. 

Empiezo a cuestionarme si estas conversaciones me debilitan como ser humano o por el contrario me elevan hasta convertirme en un ser por encima de lo divino. Creo necesitar un siquiatra con carácter de urgencia para que me ubique si no a mi, sí a mi cerebro. No cuestiones ¿por qué? convierto en dos entes independientes el cerebro y mi persona, la respuesta es muy sencilla en cuestiones de amor, el cerebro y el corazón tienen vida propia Y no lo digo yo, si no alguien que era mucho más inteligente ¡que por cierto ahora no recuerdo! 

- Estaba escribiendo un poema de amor y ante la falta de inspiración se me fue el santo al cielo y plasmé en el papel una pincelada de desvaríos...

Lo dicho; pásame el teléfono de tu siquiatra...